CELULITIS

La primera vez que se usó el término CELULITIS fue en 1920 por unos médicos franceses. Conlleva la inflamación y modificaciones estructurales en la dermis, en la microcirculación y dentro de los adipocitos (células que acumulan grasa).

La celulitis es una de las causas de mayor preocupación estética en las mujeres.

CAUSAS DE LA CELULITIS

Son varios los factores que intervienen en la aparición de la CELULITIS. Entre ellos podemos destacar:

  1. FACTORES HEREDITARIOS
  2. FACTORES HORMONALES
  3. ESTILO DE VIDA
  4. FACTORES PSICOLÓGICOS

 

FACTORES HEREDITARIOS

  • Género: Un 95% de las mujeres presenta CELULITIS frente al 5% de los hombres
  • Raza: Las mujeres de raza blanca tienden a tener más celulitis que las asiáticas o las de raza negra.
  • Biotipo: Las mujeres latinas desarrollan más celulitis en las nalgas mientras que las anglosajonas y nórdicas lo hacen más en el abdomen.
  • Problemas circulatorios

FACTORES HORMONALES

Los estrógenos juegan un papel fundamental en la predisposición  de la celulitis ya que incrementan la actividad de los adipocitos. Por ello su inicio normalmente se produce después de la pubertad.

Normalmente la celulitis se ve agravada durante el embarazo, la menopausia o la terapia estrogénica.

Otras hormonas como la insulina, la adrenalina (situaciones de estrés) y las hormonas tiroideas también tienen participación en la formación de la celulitis.

ESTILO DE VIDA

La alimentación juega un papel fundamental en el desarrollo de la celulitis, la vida sedentaria y la falta de ejercicio físico, el tabaco y el abuso de alcohol son responsables del agravamiento de la misma.

FACTORES PSICOLÓGICOS

El estrés y la ansiedad incrementan la aparición de la adrenalina y sus derivados favoreciendo el acúmulo de grasa en los adipocitos y la formación de la celulitis.

 

*La celulitis no está relacionada con el sobrepeso, puede afectar también a personas delgadas pero si es cierto que se aprecia más cuando se coge peso.

 

CLASIFICACIÓN DE LA CELULITIS

  • En función de los cambios clínicos, podemos clasificar la celulitis en 4 grados:

CELULITIS DE GRADO I

No presenta síntomas ni alteraciones clínicas pero en el estudio médico del tejido si se observa un incremento de la permeabilidad capilar y una alteración en la forma y tamaño de los adipocitos.

CELULITIS GRADO II

Si comprimimos la piel o contraemos los glúteos observamos palidez, descenso de la temperatura y disminución de la elasticidad sin embargo no existen alteraciones en el relieve de la piel en reposo.

CELULITIS GRADO III

Observamos piel de naranja en estado de reposo. Al palpar hay una sensación de granulación en la dermis profunda y dolor.

CELULITIS GRADO IV

La apariencia en el examen ocular es muy similar al de la celulitis de grado III pero los nódulos son  más palpables, visibles y dolorosos.

 

  • En función de la consistencia de la piel, clasificaremos la celulitis en 3 tipos:

CELULITIS DURA

En mujeres jóvenes que practican ejercicio regularmente.

Visualmente la piel es compacta, firme y no se modifica con los cambios posturales pero al pellizcar aparece la piel de naranja.

CELULITIS BLANDA

En mujeres sedentarias o que han perdido peso de forma brusca.

Asociada a flacidez y poco tono muscular. La piel tiene aspecto acolchonado y tiembla con el movimiento.

Puede haber alteraciones circulatorias asociadas (varices o arañas vasculares)

CELULITIS EDEMATOSA

Se incrementa el volumen de las extremidades inferiores, acompañado de pesadez y dolor de piernas.

Si presionamos la piel, una vez retiramos esta presión la deformación del tejido se mantiene.

 

TRATAMIENTO

La actuación más eficaz tanto en la prevención como durante el tratamiento de la celulitis es el asesoramiento para que la persona adquiera unos hábitos saludables:

  1. Realizar ejercicio físico habitualmente
  2. Evitar el consumo de alimentos industriales y precocinados.
  3. Moderar la ingesta de sal para evitar la retención de líquidos.
  4. Aumentar el consumo de calcio, ya que estimula el metabolismo de las grasas.
  5. Beber abundante agua, líquidos y/o infusiones.
  6. Evitar el tabaco, ya que evita la asimilación de las vitaminas y perjudica la circulación sanguínea.
  7. Evitar el alcohol, ya que favorece el acúmulo de grasa por parte del organismo
  8. Consumir café con moderación.
  9. Evitar situaciones de estrés y/o ansiedad
  10. Evitar el estreñimiento consumiendo alimentos que favorezcan el tránsito intestinal.
  11. Evitar el uso de prendas ajustadas
  12. Dormir al menos 8 horas.
  13. Favorecer la circulación y el drenaje linfático mediante masajes apropiados en círculos siempre desde el tobillo hacia las nalgas e insistiendo en las zonas más afectadas por la celulitis. Podemos en este caso incorporar al masaje cremas o productos Anticelulíticos que nos ayuden a potenciar los resultados.
  14. Evitar permanecer mucho tiempo sentado o de pie.
  15. Evitar calzado plano o mucho tacón.

Eliminar por completo la celulitis es casi imposible pero sí que se puede mejorar en gran medida el aspecto de la piel.

Si utilizamos algún producto Anticelulítico, aparte de los hábitos saludables anteriormente mencionados, debemos de ser lo más constantes posible para poder obtener los mejores resultados. Se aconseja su uso durante mínimo 3-4 meses aunque veamos buenos resultados mucho antes.

 

Bibliografía

  • Guía práctica de actuación desde la farmacia en la Celulitis. Lab. Almirall / Sociedad Española de Farmacia Comunitaria SEFAC

Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

preloader